Perder

Nunca poseas nada. Ni un móvil, ni una casa, ni juguetes, ni un coche. Ni ropa, muebles, una empresa, nunca tengas en tu poder una cámara de fotos, una mochila, un ordenador, un reproductor de música. Que no sea tuya ninguna planta, que no haya fruta que te pertenezca, ni un huerto,…

Leer completo