Geisha

El piscator de Akihabara. ¡Será por mariposas! Revolotean las oscuras, de sollozo repugnante, que venir por venirse se acaban yendo, sin arte. Polillas de harapo que reparten polvos a destajo, y sin filtro aceptan los que viven en parte. Pero hay después las de alas blancas, las de calibre, con…

Leer completo