Mojigatería

Diego García

Hace algún tiempo, leí un artículo de uno de estos señores, por llamarlos de alguna forma, que utilizan un rincón dentro de un gran periódico o medio digital para difamar al resto del planeta que no piensa u actúa según sus ideales. En dicho artículo hacía referencia a la cantidad de “niñatos sin conocimiento” creando blogs personales para vender un ideal muchas veces poco conveniente.

En su defensa diré, estimado señor mío, que comparto su opinión sobre el incesante número de personas que pretenden vender una idea, pero de lo que no se da cuenta, es que está hablando de un grupo del que usted forma parte publicando constantemente tanto en su página web como en su cuenta de Twitter todo aquello que pasa por su cabeza.

Me hace gracia que sea este señor, autor de best-sellers, el encargado de escribir este artículo, pero qué se puede esperar de alguien que ha tenido serios problemas por las declaraciones que ha hecho contra diversos colectivos que no le han hecho nada en absoluto: hablar de la mujer como un objeto y al cabo del tiempo cambiar la versión debido a la presión social; tratar la homosexualidad como un problema psicológico o enfermedad mental y después comenzar una pequeña campaña silenciosa a favor siguiendo a asociaciones LGTB en redes; y etiquetar a los estudiantes de hoy como cabezas vacías sin futuro es solo el principio del repertorio de este autor.

En segundo lugar, defender a mis compañeros y compañeras blogueros y blogueras, ya que ellos lo hacen libremente, y no como usted, al que le pagan por vender falsas historias e insultos constantes a sus lectores. La ventaja es que, habiendo tantos autores y tantas autoras de blog, se diversifican las temáticas y generan diversos intereses entre los internautas.

Para finalizar, estimado señor mío, me gustaría dejarle un pequeño refrán castellano (lengua que tanto adora) para darle un último y saludable consejo: “El buen juez por su casa empieza”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.