Historias con Inicio “C”: Por Ellos.

Diego García

Hoy me he puesto a escribir después de tantos días encerrado en casa. Me puse a escribir con el objetivo de expresar todo lo que estoy viviendo y sintiendo desde que esta extraña y agobiante situación empezó… Pero al final no ha sido así. He decidido dejar esa información para otro día, y contar otra que me preocupa más y a la vez me enorgullece.

Para quien no lo sepa -imagino que todos los que estéis leyendo estas líneas- soy hijo de transportista y auxiliar de enfermería. Dos empleos que estos días, aunque parezca extraño, están pasando el Estado de Alarma en sus puestos de trabajo.

Mi padre, transportista, tiene que seguir trabajando ya que la mercancía debe seguir moviéndose a través del mundo. Mi madre, auxiliar de enfermería, hace lo propio encargándose de un grupo de riesgo como son los ancianos de una residencia. Os podéis imaginar como es la situación para los que les vemos llegar a casa y hablamos con ellos.

Llevo varios días escuchando a mi padre contar cómo se endurecen las medidas de higiene y seguridad tanto en su empresa como en las fábricas o naves que visita. Pero la que más me preocupa es mi madre. Todos los días, debatiéndose entre la desesperación y el miedo, me cuenta cómo ha sido su jornada y se pregunta si se la modificarán o la mandarán ir al hospital como refuerzo en toda esta situación.

Lo cierto es que podía haber colgado esta entrada en mi blog, mandársela a familiares y amigos, y dejarlo estar. Pero he decidido aprovechar este medio para dos cosas:

La primera, manifestar públicamente lo orgulloso que estoy de mis padres que, en estos tiempos difíciles, y a pesar de todo, siguen poniendo su grano de arena tanto en casa como fuera de esta para que la situación no se derrumbe.

Y lo segundo, mandar un mensaje a todo el que pueda estar leyendo esto y decir que, hay muchas personas que, como mis padres, merecen nuestros aplausos por el trabajo que hacen en situaciones como estas; pero también hay muchas personas que están demostrando desde sus casas todo lo que valen. Por eso os animo a aprovechar esta situación para valorar a aquellos que tenemos cerca, porque nosotros nos hemos parado, pero el tiempo sigue corriendo…

Por ellos, por todos y para todos… Gracias de corazón.

Un comentario:

  1. Una historia que me has emocionado, que merece un aplauso, por cómo lo cuentas y porque dice mucho de ti, de tu familia y de los valores que te han enseñado. Diego, sigue escribiendo, sabes transmitir!!!!. Ah, tu tío Juan también está orgulloso de ti. Trini, una amiga de tus tíos. 🖐

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.