Historias con Inicio “C”: Nada

Ana Martínez

Septuagésimo primer día de la cuarentena. Hoy me he dado cuenta de que echo bastante de menos reírme por nada.

Ya lo hemos hablado alguna vez, yo soy alguien que suele tender a estar de cachondeo la mayor parte del tiempo, porque para qué voy a hacer cosas si no es para divertirme.

El caso es que durante esta cuarentena, me he dado cuenta de que no me río tanto como antes. Entendedme, sí que me río, bastante, pero no al nivel de risa estúpida al que estoy acostumbrada, y tengo muy claro el por qué.

Es sencillo. No oigo reír a mis amigos.

Puede parecer una tontería, pero es uno de los sonidos que más estoy notando que me faltan. Porque su risa, la de ellos, significa estar pasándoselo bien, todos juntos, como familia, y qué queréis que os diga, por mucho que hagamos videollamadas, no es lo mismo. Ni siquiera se le parece un poquito.

Así que estoy deseando que llegue la fase 1 para poder volver a verlos en persona, para poder volver a hacer el subnormal todos juntos y reírnos como no hemos podido hacerlo estos últimos dos meses y medio. Llorar de la risa. No poder parar y levantarte al día siguiente con agujetas en los abdominales que sabes que están debajo de esa tableta de chocolate derretida que tienes por tripa. Eso.

Aunque he de reconocer que hoy me he reído bastante con mis padres en la comida, pese a que no ha sido por gusto. Simplemente, digamos que el karma instantáneo existe, y justo después de vacilar a mi padre, un trozo del calabacín que tenía pinchado en el tenedor se ha caído desde una altura considerable al plato que estaba debajo, lleno, eso sí, de salsa de tomate. La consecuencia es que mi camiseta azul ha pasado a ser roja y yo me he tenido que dar una ducha.

Ha sido casi poético. Vacila y la vida te vacilará. Creo que va a ser mi nuevo lema de vida. Me viene al pelo.

Bueno, que me desvío, lo de las risas de mis amigos, que los echo mucho de menos, y que aunque hoy sea el septuagésimo primer día de la cuarentena y apenas queden 48h para pasar a la fase 1 y vernos, no veo el momento de volver a reírme por nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.