Historias con Inicio “C”: Gris

Ana Martínez

Día trigésimo noveno de la cuarentena. Hoy, parece que todo es gris.

Si miras por la ventana, el ambiente no puede ser mucho más plomizo. El cielo está cargado con unas nubes grises que casi tienden al negro, amenazando lluvia pero sin terminar de explotar. Aunque supongo que como me acabo de poner a escribir, comenzará a llover.

La calle hoy parece más vacía que nunca. Nadie pasea más de lo estrictamente necesario a sus perros, y apenas veo a gente con bolsas volviendo del supermercado.

Las palomas ululan de una forma un poco más siniestra que ayer, y los polluelos, que deben estar sin comida por eso de que ya nadie sale a dar de comer a sus padres, no paran de llamarlos para buscar calor y cobijo.

Y en mi cabeza, todo está bastante gris también. Estoy desanimada, cansada. Me duelen los músculos y parece que una familia de enanos fiesteros se ha instalado a vivir en mi sien derecha, y no paran de dar golpes y portazos. Malditas migrañas.

Hoy está todo tan gris, que casi ni siento la ansiedad. Porque aunque no os lo creáis, y teniendo en cuenta que es una mierda ya por definición, al menos, con la ansiedad estás algo activo. Pero hoy ni siquiera. Simplemente, mi cuerpo me pide que me forre con el pijama más gordo y amoroso que tenga y me tumbe en el sofá hasta que sea la hora de dormir. Me vendrían bien unos buenos churros con chocolate caliente.

Pero por desgracia, ni churros ni sofá, porque tengo que hacer cosas. A parte de trabajar y escribir esto, me toca hacer todos los trabajos que mis profesores se han dado cuenta que necesitan para antes de ayer, porque si la evaluación es en nada, necesitan tener algo que evaluar. Supongo que ellos habrán estado muy liados también aprendiendo a hacer pan y bizcochos y no les ha dado tiempo a pensar antes cómo nos querían evaluar. La repostería y la cocina, lo primero, ante todo.

No sé qué más escribiros, porque hasta mi forma de redactar hoy es gris. Y mira que el gris es un color elegante y favorecedor, pero es uno de los peores colores para representar los estados de ánimo, sobre todo, si te definen a la perfección.

Hoy es el trigésimo noveno día de la cuarentena, y todo parece ser gris.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.