Historias con Inicio “C”: Bailar

Ana Martínez

Es el trigésimo sexto día de la cuarentena, y hoy he dedicado mi tarde a bailar.

Antes de nada, aclarar que yo de bailar tengo entre poca idea y nada. A ver, siempre se me ha dado bien eso de seguir el ritmo con los pies, pero bailar, hacer coreografías…. Todo eso era para gente de otro planeta, para niñas de rubios cabellos, delgadas y con los ojos azules.

Hasta el año pasado.

Por temas laborales, tuve que aprender de un día para otro a bailar. O al menos, a moverme de una forma relativamente coordinada y estética. Y aquí estoy. Bailando.

Es algo que siempre me había gustado, pero más si estoy medio borracha en una discoteca donde casi no veo ni a quién tengo en frente, así que hacer eso que siempre hacía con dos o tres cubatas de más, sobria y siendo el foco de atención encima de un camión escenario de 20 metros, supuso un reto importante.

Y hoy he dedicado mi tarde precisamente a eso, a bailar. O más bien, a ensayar, porque todos los bailes que he estado repasando y aprendiendo son los que se supone que haremos este año con la orquesta durante la temporada. Aunque ya os lo dije, sinceramente, dudo que haya temporada, así que no sé muy bien si esto que estoy haciendo sirve para algo o únicamente estoy haciendo el subnormal para entretenimiento de mi vecina de la residencia. Porque claro, yo bailar bailar bailo, pero en pijama y poniendo una cara de concentración digna de cualquier cirujano que opera a corazón abierto. Y por supuesto, con la ventana abierta, porque aunque soy consciente de que me ven perfectamente, parece que a alguien se le olvidó poner algo de sentido ridículo en mi ADN cuando nací.

Bueno, sirva para algo o no, al menos, he estado entretenida una tarde, que quieras que no, teniendo en cuenta lo largos que se hacen los días últimamente, se agradece.

Por cierto, está lloviendo de nuevo.

Es el trigésimo sexto día de la cuarentena, y hoy he dedicado mi tarde a algo que no sé si servirá de algo este verano, bailar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.