Historias con Inicio “C”: Aislado con un Dragón Fucsia

Diego García

Puede parecer que estoy loco. Puede parecer que he perdido completamente la cordura a causa de este confinamiento que nos está separando de la sociedad y está sacando la esencia y la verdad que llevamos cada uno dentro… pero no. No es así.

Ha pasado más de una semana desde que todo esto empezó. Parece digno de una historia de ciencia ficción o fantasía y, como en todo historia del estilo ahí estaba él, Rigoberto, mi dragón rosa fucsia con el que me hice años atrás. Podréis pensar que es fruto de mi imaginación debido al aislamiento, pero os puedo garantizar que no es así; que es real.

Rigoberto es un dragón peculiar. Su cabeza es desproporcionada con su cuerpo, pero le sirve para albergar esos grandes ojos y ese abultado hocico. Dientes… tiene pocos. Más bien dos. Tiene una cola corta y rechoncha y dos alas de murciélago. Pero lo peor de todo es su color… No son colores que pasen precisamente desapercibidos… Rigoberto es de color rosa y amarillo fucsias…

Desde hace días no dejo de mirarlo ahí, al borde de la cama, imaginando cual podría ser su historia y cómo podría haber acabado en nuestro mundo. Tal vez el resto de dragones le hayan expulsado por tener esos colores tan característicos. Tal vez sea una cría de dragón asustada que se haya perdido y no sepa regresar a su casa… O tal vez haya venido expresamente para darme un mensaje y tenga que intentar comunicarme con él…

Por el momento no os puedo contar nada más, pero en cuanto sepa algo seréis los primeros en saberlo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.