Utopía

¿Qué se siente  al no poder tener algo? ¿Sentir haber encontrado sin haber buscado y haber buscado sin saber qué haber encontrado?

Así me siento yo:

Como Phil Collins en In the air tonight; como en Yesterday de los Beatles; como Louis Armstrong en When you’re smilling, eres puro jazz. Eres jazz, pero también eres indie; eres indie pero eres rock and roll; eres Mack the Knife y Nothing Else Matters; eres dulce pero también dura, apáticamente dulce, empáticamente oscura.

a

Eres lo intangible de Cortázar y su Rayuela; eres lo que Platón calificaba como “El Mundo de las Ideas”. Mi musa y mi impedimento; mi Diosa y mi imposibilidad; eres mi Renacimiento y mi Siglo de las Luces; mi Leonardo Da Vinci; mi Vivaldi.

Eres como la mano de la Mona Lisa, pura sorpresa. No te vi llegar ni salí tampoco a buscarte. Como los alfiles controlando las diagonales y la dama magnífica atacando al rey adversario, dulce y oscura, morena y blanca, así eres tú, hasta el tablero te envidia. Ni ajedrez ni música, eres mejor tú.

Así me siento yo:

Como Picasso y el Guernica; como Calamaro y el Te Quiero Igual; como el Estadio Azteca, eres pintura diáfana y clara, dialéctica entre el sol y la luna, o el amor imposible entre la noche y el día.

Resultas ser dos ases y dos treses, como lo mejor y lo peor, lo peor de lo mejor y lo mejor de lo peor, siempre mejor. Aria de Bach, tormenta del cielo; espíritu puro como el sol, sobrio como las nubes de lluvia, imposible, intangible, tuya; eres Creedence y Have you ever seen the rain?; eres la envidia diurna,  preciosa morocha nocturna.

Y así me siento yo:

Loco como Van Gogh; alterado como Nietzsche; soñador como Machado; espiritual como Unamuno; impasible como Cortázar; desordenado, como soy yo. Me siento gritando como Munch; cantando como Chuck Berry o Frank Sinatra; pensando y cautivando el atardecer como Ortega y Gasset.

Demente; perturbado por tu piel blanquecina, no lo sabe ni la virtuosa nieve; como un Paris y un Madrid invernal, la sombra de la verdad; como Roma o Berlín; como un cuadro de Dalí; como un tango y un clavel; Entre dos Aguas y Paco de Lucía; como viajar o estar; como pensar o divagar.

b

 

No sé… Como no sé decirte,

yo solo sé que me enamoré de ti.

 

Rodrigo Angeleri

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.