Transporte

Música que me inspiró a escribirlo, también para acompañar la lectura del poema:

 

 

Abro una puerta de mi pecho por la vida.
Cierro miles de heridas
en mi razón inquieta.
Grietas de mi desdicha escuchan con atención,
coherencia de mi estado natural de desazón.
Unos pasos de tacón me hacen esclavo,
luces de amor,
besos por encargo,
cabalgo los deseos de mi cuerpo.
Solitario verso mutilado…

Estrecho vínculo de las palabras con la mano,
mi cavernosa garganta grita
leprosa de esperanza,
devenir de mi angustia entre recuerdos oxidados,
sentado frente a dios y el diablo,
juegan a los dados…

En la letanía de mi llanto veo nieve,
perenne crecer de blanco color,
absorto,
juego jergas juveniles girando gibosas crecientes,
vislumbro vicisitudes viudas y versadas,
que acojo bajo mi vientre meciendo suavemente.

En el verso hallo la cura ante el espanto,
versos engarzados visten el viaje.
Como la suave brisa canaria,
frío otoñal de la Castilla ribereña.
Gemir de un roble, cantábrico reproche,
ardiente dictador del cielo andaluz, noble.
Fuego nocturno de San Juan en la noche,
luz del mediterráneo, cuna del hombre.
Lluviosas tardes ven tu belleza de Santiago,
y el corazón bombeante, Madrid y aledaños…

Verso y melodía, vehículo de mi retórica,
luna y sol, fronteras de mis naciones,
emociones y reflexiones de la belleza, son mis dioses.
AMOR, mi razón, mi libertad,
yo escribo,
trazos negros que iluminan mi viaje,
mi transporte.

aguila-volando-sobre-la-nieve

 

Fran NezbiaN

Un comentario:

  1. interesante, gracias !!!

Deja un comentario