SKT T1 tricampeones del mundo

Arek

Una semana ha transcurrido tras la última victoria de SK Telecom en el League of Legends World Championship, victoria con la cual se proclaman campeones del mundo por tercera vez ya en este campeonato.

Su contrincante en la final, Samsung Galaxy, no se lo puso fácil. De hecho, es la primera final de mundial de League of Legends en la que se hace necesario jugar la quinta partida de al mejor de cinco.

Ahora que el campeonato ha finalizado, volvamos la vista hacia atrás. Durante el último mes hemos podido ver absolutamente de todo. Recordemos pues, la impresión que a todos nos causó ver las sucesivas derrotas de G2 Esports, dejando su marcador a 1-5 en la fase de grupos. Pese a que el equipo estaba muy bien preparado para este mundial y se encontraba entre uno de los posibles campeones de algunos espectadores, no tuvo la mejor de las suertes en La Grieta del Invocador.

El caso contrario es SK Telecom, que terminaba la fase de emparejamientos con el marcador 5-1 y avanzaba hacia los cuartos de final pisando fuerte y con plenas expectativas de ganar. Paralelamente a él, Samsung Galaxy obtenía el mismo resultado en las 6 primeras partidas y ya se podía intuir quiénes serían los favoritos para participar en la final.

Finalmente, la madrugada del 30 de octubre, todas las miradas estaban puestas sobre estos dos equipos. Muchos éramos los que nos encontrábamos expectantes mirando la pantalla, todavía dudosos sobre quién sería el vencedor en este mundial. Hasta que no se viera la tercera pantalla de “Victoria” para uno de los equipos, no había nada decidido.

asdf

Demostración de ello fue la resistencia que opuso SSG contra su rival en el tercer partido de aquella noche. Cuando parecía que todo estaba sentenciado tras la aplastante derrota de SSG en su segundo juego, el equipo nos sorprendió con una remontada digna de admiración que dejó al confiado SKT contra las cuerdas y temeroso de no tener aún asegurado el título de tricampeones del mundo, como seguramente ya tenían asumido.

En el primer y segundo partido, el equipo de Faker había tenido el control pero, tras la derrota de los dos siguientes, tuvieron que pelear con uñas y dientes para hacerse con la victoria en la quinta y última partida.

De esta final nos quedan varias escenas dignas de recordar. Algunas de ellas han sido las sucesivas jugadas de Faker con Orianna que han sido decisivas para su equipo en muchas de las peleas que SKT ha disputado.

Otras, han venido de la mano de Ambition, jungla de SSG, quien nos demostró su maestría jugando a Lee Sin con aquellos insec que se convertían en claves para garantizar la victoria en una pelea de equipo.

Por último, nos han quedado jugadas bastante cómicas como es el caso del top de SSG, CuVee, al salvar a Duke y a Bengi con ese Veredicto de la guardiana tras asesinar al Baron Nashor en el minuto 58 del tercer partido. Jugada que podría haberle costado el mundial al equipo en ese mismo instante.

Finalmente, SKT se ha vuelto a convertir en campeón del mundo y, con el final de este mundial, damos paso al inicio de la pretemporada 2017 el día 7 de noviembre, la cual va a estar plagada de muchos cambios que iremos viendo poco a poco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.