¿Quién dijo que la siesta es mala?

[dropcap]U[/dropcap]n buen número de españoles, después de comer aprovechan y se echan la siesta, se podría decir que son unos privilegiados que pueden permitírselo, pues no todos tenemos tanto tiempo. A pesar de que la siesta es algo que nos quita tiempo, no importa pues realmente nos viene bien, tiene multitud de ventajas, por lo que desde aquí, te animo a que sigas haciéndolo, eches una pequeña cabezada y desconectes.

Según los expertos, una buena siesta es la que dura entre 20 y 30 minutos, exactamente 26. Ojo, porque si te pasas demasiado, es muy probable que no puedas dormir a la noche, lo cual sufrirás somnolencia.

Entre los beneficios que esta tiene, cabe destacar la mejoría de la memoria y favorece el aprendizaje. Algo que para los estudiantes puede ayudarles a concentrarse mejor en sus tardes de estudio, es un pequeño empuje en su día a día. Otra ventaja es que es buena para el corazón. Además, la siesta disminuye el estrés, por lo que si has tenido un día ajetreado, no dudes en echarte un ratito. Este hábito, incrementa los estados de alerta y productividad, se sabe de sobra que si estás cansado poco vas a rendir, la siesta te ayuda a recuperarte y seguir con tus actividades. Aumenta el funcionamiento cognitivo. Está demostrado que motiva el ejercicio potenciando tus ganas de hacer deporte, quizás llevas tiempo queriendo empezar a ir a correr y la siesta te puede ayudar a decidirte y salir a la calle. Y por último, estimula la creatividad.

Estos son las ventajas que tiene echarte la siesta, pero como todas las cosas, tienes que hacerlo bien. Para que el descanso sea el correcto, debes estar tumbado mejor en la cama que sentado en el sofá. No hace falta que te pongas el pijama, pero la posición adecuada para conseguir dormirte es tumbado. Es necesario que no haya ruido y que el cuarto esté oscuro totalmente. Intenta que no sea muy tarde, ya que entonces no podrás dormir por la noche. Además, es muy importante, que durante esos pocos minutos que tienes de descanso desconectes totalmente, no piensen en lo que debes de hacer después. Recuerda, es tu momento, lo demás no importa. Un buen método para conseguirlo, es que apuntes todas tus tareas, de este modo cuando despiertes, no se te habrá olvidado nada.

Aquellas personas a la cafeína, dirá que no puede dormir, pues tranquilos, que no está todo perdido y puedes conseguirlo. La cafeína es algo que tarda alrededor de veinte minutos en hacer efecto, lo justo para que puedas permitirte una mini siesta.

Todo esto no funcionará si no llevas una dieta equilibrada, algo que te ayudará aún más. Esto es lo que una siesta puede ayudarte, no te lo pienses, y si tienes 20 minutos, aprovéchalos con una pequeña siesta que te ayudará a cargar las pilas.

Vanessa Rodríguez Encinar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.