PARA TENER EN CUENTA

La dieta  varía según la edad, el sexo y la actividad de la persona.

Diariamente debe de consumirse un gramo de proteínas por cada kilogramo de peso de las cuales un 40% deben ser de origen animal, es decir pescado, carne, leche o huevos.

Por término medio, los hombres han de consumir más proteínas que las mujeres, los jóvenes más que los adultos y los trabajadores activos más que los sedentarios.

Vamos al caso que nos ocupa: estudiantes

Chicos generalmente sedentarios de alrededor de 70 kg de peso calorías diarias: 2.500 cal.

Si hacéis  deporte 3.400 cal.

Chicas  más bien sedentarias de 56kg de peso más o menos 2.100 cal

Si comenzáis la Universidad es decir entre 18 y 20 años, chicos 3.800 cal y chicas 2.400 cal.

CONSEJOS

Es recomendable tomar un máximo de 4 huevos a la semana.

Las verduras y vegetales deben cocerse en recipientes cerrados y con poca agua para aprovechar mejor sus vitaminas. El agua de la cocción puede aprovecharse para sopas o guisos. Si tienes olla exprés mucho mejor porque se aprovechan al máximo los principios nutritivos y además se cocinan en poco tiempo.

Los alimentos que contienen hierro y abundantes proteínas son buenos para la formación de la sangre. Entre ellos destacan la carne y el pescado, los huevos, las legumbres y las vísceras, como el hígado y los riñones.

La leche es un alimento indispensable. A una persona mayor le basta  con un vaso  por la mañana y otro por la noche que se puede sustituir por queso u otro producto lácteo.

El contenido proteínico de la carne es igual en la carne cara que en la más económica. Nutre igual un solomillo que la carne picada de un trozo de morcillo.

Las frutas  y verduras no deben lavarse ni pelarse hasta el momento de su uso para evitar la pérdida de vitaminas por oxidación  al contacto con el aire.

 Maribel Herreros Medina

Deja un comentario