Oasis. Vástago del silencio.

A lomos de luz de luna infinita,
vidas de celuloide que se marchitan.
El punteo de un violín que susurra…
Nubes, ausencia de dolor,
esta noche soy el lobo de aúlla.

Atisbé antiguos deseos en mi vacío,
vi soledad, miedo, me vi, mas viejo.
Luego volví al presente, azul cielo,
mi voluntad como verdad,
como ese sabor amargo pidiendo venganza.

Por un momento un rayo me atravesó,
después el trueno me paralizó
y entre sonámbulos desiertos, obstáculos,
despacio corrió el silencio, besándolo,
desnudándolo, pragmático, buscándolo.

 

Oasis-Muliterno-Empoderar

Fran NezbiaN. El Secreto de la verdad

 

Deja un comentario