Morir por ser princesas

[dropcap]L[/dropcap]a pesadilla de una madre comenzó hace un año cuando descubrió que sufría anorexia. La primera señal de alarma fue su repentino cambio de carácter y su desinterés por la comida. Su hija era una joven  de 14 años risueña y sociable que comenzó a mostrarse enfada e irascible. Cada vez comía menos y en solo dos meses perdió 14 kilos. Un día su madre se encontró en el baño un vómito y se confirmaron las sospechas.

Aunque su hija nunca le contaba  nada acabó por confesarle que había buscado en internet “cómo vomitar fácilmente y encontró trucos para perder kilos en unas páginas llamadas “pro-Ana” (pro anorexia) y “pro. Mía”( pro bulimia). Su madre no sabía de su existencia y cuando leyó su contenido, se indignó tanto que inició una campaña de recogida de firmas para exigir el cierre de estas webs que incitan a la anorexia y ponen en peligro la vida de los jóvenes.

En estas páginas se dan consejos a los jóvenes de como engañar a los padres para vomitar, dietas exprés competiciones para perder peso y hasta mandamientos para alcanzar el cuerpo perfecto.

A quienes  siguen las estrictas y dañinas  normas que en estos foros se publican se las conoce como “princesas”. La mayoría  son niñas de 14 y 16 años que están en una edad difícil en la que son más vulnerables a la opinión de los demás.

La madre lleva más de un año luchando contra una enfermedad que ha destrozado a su familia. Su hija estuvo 51 días en una unidad de recuperación psiquiátrica, una parte de ellos aislada, sin poder verla ni abrazarla.

PECHUGAS DE POLLO RELLENAS

san jacobo

Ingredientes ( para una persona):una pechuga, una loncha de queso flexible para fundir, una loncha de jamón serrano o de york, un huevo, pan rallado, aceite de oliva .

Abrir la pechuga en sentido longitudinal como un libro. Colocar la loncha de queso y la de jamón. Cerrar la pechuga y sujetar el borde con un palillo para que no se abra al freír. Rebozar las pechugas primero en huevo y después en pan rallado, si esta operación se repite dos veces quedará una costra más dorada y churruscante. Freírlo en el aceite no muy caliente para que no se queme el pan y quede crudo por dentro. Al sacarlo de la sartén colocarlo sobre papel absorbente para que pierda el exceso de grasa. Servir acompañada de ensalada.

Deja un comentario