La situación política actual en España

Alberto Infante

Análisis de la situación desde el punto de vista jurídico.

La situación política existente actualmente en España ha provocado una profunda situación de estancamiento en materia económica, Pero esto no es lo peor de todo. Los actuales líderes de los partidos políticos, lejos de acordarse de las clases más necesitadas, aunque se hayan empeñado en decir que van a hacer esto y lo de más allá para favorecer a los más desfavorecidos durante las campañas electorales que ha habido este último año, los únicos necesitados que ellos ven en este país son ellos mismos.

Cuando en realidad tenían que llevar a cabo políticas que conllevasen bajadas de impuestos, más ayudas para las empresas que hicieren los deberes, devolver al Estado Central las competencias de Educación y Sanidad, lo único que hacer es empeorar la situación del país, así como establecer un sistema de educación pésimo que lo único que hace es crear auténticos zoquetes, además de criticar (y esto más la izquierda, pero también la derecha) al otro bando de que mató a su abuelo en aquella contienda de hace ochenta años que lo único que hizo fue llevar al país a la ruina, y criticar la izquierda en este sentido a la derecha como la causante de esa contienda, cuando en realidad fue la izquierda la que comenzó la guerra por el hecho de reclamar el poder tras unas elecciones que había perdido a todas luces.

Esto es lo único que hacen, junto con el hecho de prometer que van a crear más puestos de trabajo, o que van a dar más becas, o que van a dar una ayuda de 400 euros a los que lo necesiten, cuando en realidad lo que se necesita es crear un sistema educativo a nivel nacional, con el mismo nivel de estudios para todos, exigente, con exámenes cada dos o tres años para comprobar el nivel de los alumnos, y que no dirija necesariamente a la universidad, ya que esto es malgastar nuestros medios, ya que, como se puede comprobar, en los países de la Unión Europea, y de igual manera en Norteamérica, lo que se hace es orientar a los alumnos a los sistemas de formación profesional, que es lo que realmente están demandando las empresas, y que salen mucho más preparados para el mundo laboral que los alumnos universitarios.

Por lo que respecta a las universidades, tendríamos que reducir la enorme cantidad de universidades públicas que tenemos, que lo único que hacen es empeorar el sistema educativo, así como crear un temario único a todos los niveles de educación en toda España y que haga que todos los alumnos tengan los mismos conocimientos, así como un sentimiento único de la nación, y equipararnos así a los países, no sólo de la Unión Europea, sino también de la OCDE, que lo que hacen es fomentar un sentimiento de nación y de unidad estatal entre sus alumnos, y a los cuales preparan de tal manera que éstos salen del sistema educativo con conocimientos para saber insertarse en el mercado laboral y sin casi tener que hacer luego en las empresas cursos para adquirir conocimientos técnicos.

En el último estudio de la OCDE sobre educación, en uno de los sumarios se nos dice que persisten para España las desigualdades de género en la Educación y otros ámbitos. El reverso de la brecha de géneros en la educación superior —hoy son más las mujeres que los hombres egresados de ella— se ha documentado bien en años recientes. Aun así, las mujeres siguen teniendo menos probabilidades de ingresar y graduarse de niveles más avanzados de educación superior, tales como doctorados o programas equivalentes. La brecha de género en la educación también se refleja en el campo de estudio de los estudiantes. Las mujeres continúan insuficientemente representadas en ciertas áreas, como las ciencias y la ingeniería, y demasiado representadas en otras, como la educación y la salud.

Por tanto, nos encontramos ante unos políticos que, más que mirar por el bienestar de los ciudadanos a los que representan, lo único que hacen es garantizarse una jubilación temprana, con cantidades inmensas de dinero que, en vez de destinar a garantizar puestos de trabajo para la población, se lo llevan a sus bolsillos, y no sólo eso, sino que además no tributan por ellos en España, sino que se lo llevan a paraísos fiscales, es decir, no sólo les quitan a los ciudadanos los pocos recursos que tienen, debido a los salarios tan bajos que en general hay en España, sino que también lo hacen suyo y no quieren tributar como grandes fortunas, que eso es lo que son, y además cada día tienen más ansias de poder y de dinero.

Pero lo peor de todo esto no es que se lo lleven TODOS LOS POLÍTICOS, YA SEAN DE IZQUIERDAS O DE DERECHAS, lo peor es que la izquierda se lo ha montado tan bien, y además se lo han permitido los miembros del poder judicial, que les saca todas las fortunas a la Derecha de lo que se ha llevado y encima la Derecha no hace nada para replicar y sacar todas las grandes fortunas de la izquierda y que sean juzgadas por todos los delitos cometidos para llevarse esas fortunas fuera.

Y todo esto sin quitar todos los delitos cometidos por la casta catalana, que ha creado una educación que lo que ha hecho ha sido engañar a varias generaciones de catalanes de que el dinero se lo están quitando los españoles, cuando la gran mayoría se lo ha llevado la familia Pujol, y luego todos sus sucesores en el cargo, a los paraísos fiscales.

19163579120_7bbffd2cdf_b

Deja un comentario