LA “Paella”, punto y aparte.

[dropcap]E[/dropcap]l más universal de nuestros platos tiene la capacidad de admitir todo tipo de ingredientes, con lo que la variedad de sabores, aromas y colores es tan estimulante como intensa.

Se empleara un recipiente no muy hondo y con dos asas para que pueda sacarse a la mesa.

Se calienta un poco de aceite con un ajo y cuando este se empiece a dorar se rehogan los ingredientes con el arroz. Se calcula que por una medida de arroz por persona hay que poner dos medidas y media de líquido. Cuando esté todo bien rehogado se añade el líquido o caldo (de carne, pescado o verduras) a poder ser caliente. Se revuelve

todo hasta que rompa a hervir. Después de este momento no hay que mover el arroz durante 20 minutos más o menos. El tiempo depende de los gustos. A partir de aquí se deja reposar unos 5 minutos tapado para que coja el punto.

Un elemento muy importante en la mayoría de las paellas es el azafrán que majado con ajo y perejil aporta un color y sabor especiales.

Ingredientes especiales a parte del arroz pueden ser pollo, pescado o marisco, verduras, carnes variadas, etc.

Maribel Herreros Medina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.