La inquietud de la huída

Fran NezbiaN

Las sombras de la realidad
asoman entre las rendijas de la incredulidad.
Siervos de una viscosa piel
que viste la humanidad,
El dinero, dios, el poder…
El dinero es una macabra cifra,
dios es un arma injusta
y el poder…
Es el motivo del abuso y la excusa.

Cuando todo explota,
cuando la paz se desmorona
las ruinas y los escombros
no caben en las alfombras.

Líbano, Israel, Egípto, Turquía, Irán o Iraq.
Cada día los pueblos ven el mismo cielo,
pero pisan otros suelos.
Cada día miles de pasos,
buscan esperanzas en un viaje de incierto retorno.
Cada el día el sol que nos vio nacer
(¿civilización?)
mancha con odio el Éufrates

Cuando todo explota,
cuando la paz se desmorona
las ruinas y los escombros
no caben en las alfombras.

 

FOR USE AS DESIRED, YEAR END PHOTOS - FILE -In this March 4, 2011 file photo, men from Bangladesh, who used to work in Libya but recently fled the unrest, walk with their belongings alongside a road, as they head to a refugee camp after crossing the Tunisia-Libyan border, in Ras Ajdir, Tunisia. (AP Photo/Emilio Morenatti, File)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.