La censura de la ley mordaza contra Ayax y Prok

Ana cuesta, fotos por Miguel Ángel Portilla.

El concierto se presentaba bastante aplaudido, ya que dos horas antes de su comienzo ya había gente en los alrededores del Hangar, empezando a calentar el ambiente. La apertura de las puertas se realizó a la hora prevista, a las 21:00 de la noche, aunque el comienzo del concierto se hizo de rogar. Una de las principales causas de esta tardanza fue la espera de la llegada de más gente y esto se notó sobre todo a la media hora de la que debería haber sido la hora de empezar, cuando el Hangar estaba casi hasta sus topes.

El concierto comenzó con una espectacular apertura de Fernando Costa, quién dio el empiece perfecto con una potencialidad y fuerza abrumadores. Dj Blasfem pusó la banda sonora perfecta a la voz del rapero. Al finalizar Fernando Costa, hubo un breve tiempo de espera amenizado por Dj Blasfem, y tras unas canciones aparecieron en escena Ayax y Prok.

El directo de estos dos andaluces fue espectacular. La rabia y potencia de sus canciones se mezclaba perfectamente con la humildad que demostraban estos dos jóvenes. Cantaron además una de las canciones más polémicas que tienen: Polizzia, por la cual ambos gemelos están imputados por la ley mordaza. Hay que aclarar de esta canción que la letra y el videoclip fueron idea de Ayax, y que la imputación es para los dos hermanos. Una vez mas, la ley mordaza ataca con su denostada censura de nuevo, no son los primeros en recibir acusaciones de apología del terrorismo o de la violencia, cuando lus letras, aunque pueden ser agrasivas y tener un contenido violento, son mucho mas que eso, son arte, una forma de desahogar los abusos de nuestros representantes públicos, políticos. A través de esta ley injustificada propia de tiempos pasados o de regímenes de otras partes del mundo se pretende acallar la voz de los ciudadanos, que no tienen voz mas que una vez cada 4 años. Estos gemelos granadinos realizaron un comunicado hace un año para que esta imputación y sus consecuencias se hicieran virales. La libertad de expresión en el siglo XXI, sigue estando vetada, limitada y lo que es peor, sancionada. Es bastante absurdo que dos chavales que se están ganando la vida con lo que más les gusta hacer, dos chavales que son de barrio, que podrían ser nuestros amigos, hermanos o hijos estén en esta situación por una canción en la que simplemente cantan lo que opinan sobre esta sociedad, más concretamente con nuestra seguridad. Son chicos que llevan la humildad por delante, las letras de sus canciones son la manera verbal y emocional de sacar lo que llevan dentro, al igual que otros pueden expresarlo con pintura o poesía, ellos lo hacen con sus voces rasgadas y la rabia de sus cuerdas vocales ¿Y solo por eso, vamos a mandarlos a la cárcel? ¿Por qué han dicho lo que piensan en voz alta?

Dejando este tema aparcado a un lado, pero no olvidado, acabar diciendo que el concierto fue una prueba maestra de que los jóvenes son capaces de llegar a muchas personas con su talento y que además esto puede estar perfectamente complementado con una vida normal, amigos, familia…

Lo que más repitieron en el concierto fue la gratitud que tenían estos dos andaluces a la gente del norte, ya que estando tan lejos de casa, habían encontrado hogar en otros sitios gracias a los aplausos y el calor del público.

Agradecemos enormemente que nos atendieran unos minutos después del concierto, su cercanía y humildad contrastan con su personalidad, pero no son dos personas que hagan apología de la violencia, mas bien lo contrario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.