La cara oculta de la ilusión.

Lo primero de todo es felicitar a todos los agraciados por la Diosa Fortuna este año con el premio extraordinario de Navidad de la Lotería nacional. Lo único que podemos decir desde aquí, aparte de que nos morimos de envidia, es que lo gasten con cabeza, moderación y procuren seguir viviendo como hasta ahora, quizás con algún que otro capricho de vez en cuando.

Pero ahora viene Paco con las rebajas. Y es que es ahora cuando viene el cobrador, ataviado con su tradicional frac, a pedirnos cuentas para el fisco. Vamos a corroborar algunos mitos y a desmentir otros tantos sobre los premios de la Lotería y la maldición de que cuando toca Hacienda te “saca los ojos”.

Sólo son unos pocos afortunados de los millones de personas que cada año juegan a la lotería les toca los llamados “grandes premios”: 400.000€/décimo (Primer premio), 125.000€/décimo (Segundo premio), 50.000€/décimo (Tercer premio).

Ahora, aquí la mala noticia, este año ganar el gordo sí incluye “peaje” fiscal. Y es que entre los cambios normativos que entraron en vigor desde enero de 2013, se incluyen variaciones en la fiscalidad de la lotería, la quiniela y el juego online.

Hasta ahora, los premios ganados a través de Loterías y Apuestas tributaban al 0%, de ahí que existiese la percepción de que se pagaba impuestos por el premio al cabo de un año, cuando en realidad ese dinero generaba más capital y era por ese dinero por el que se debía hacer cuentas con Hacienda.

Con la situación más clara desde el 1 de enero de 2013, cualquier premio que supere los 2.500€ tributará al 20%, de forma que Hacienda se quedará con el 20% de nuestras ganancias y que excedan los 2.500€, hasta esa cantidad estamos exentos de pago.

Así que, por ejemplo, si ganamos los 400.000€ del primer premio, Hacienda se quedaría con: 400.000-2.500=397.000 x 20%= 79.500€. Llámenme loco, pero creo que se trata de una cantidad lo suficientemente elevada como para que la tengamos en consideración, de cara a planificar el pago y evitar futuros conflictos con el fisco. Así que, abróchense los cinturones, si no es para esta ocasión, sí al menos para el sorteo de El Niño.

Pero en definitiva, no debemos desanimarnos. Por primera vez en 6 años, las ventas de décimos de lotería han aumentado un 4,64%. Aumenta la ilusión, la esperanza. Y tú, ¿qué harías si te tocara la Lotería?

Miguel Mallén San Miguel

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Miguel Mallén San Miguel

Trotamundos. Cofundador de CEUBU. Estudiante de Derecho en la UBU. El trabajo y el esfuerzo de hoy son el éxito del mañana. Idealista empedernido, siempre en busca de lo mejor de las personas. No importa lo que cueste, hay que cumplir con los objetivos que te marques día a día.

Deja un comentario