La Biblioteca

[dropcap]E[/dropcap]stá semana se ha celebrado el día del libro, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de los escritores Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Por ello es una ocasión estupenda para reconocer la labor que prestan las bibliotecas, todas las bibliotecas, a la sociedad y a la cultura en general y, desde nuestro ámbito, a la universidad en particular, como apoyo a la labor de estudio, investigadora y de desarrollo del conocimiento que esta institución tiene encomendada.

Pero particularmente quiero acordarme hoy de nuestra Biblioteca, la de la Universidad de Burgos. Y transmitir el agradecimiento y enhorabuena por la magnífica calidad de los servicios que presta y recursos que pone a disposición de toda la comunidad universitaria. Aunque, desafortunadamente, a veces, desconocidos por los alumnos, lo que hace que queden infrautilizados. No sé si falta labor de promoción, pero también se debe entonar el mea culpa por los estudiantes que no intentamos sacarle todo el partido posible, porque el personal que allí trabaja, al menos desde mi experiencia, siempre están encantadas de atendernos y resolver todas las dudas que les podamos plantear para ayudarnos y que aprovechemos los recursos que nos ofrecen.

Evidentemente todos conocemos la posibilidad que nos brindan las zonas de estudio para quienes no nos concentramos bien en casa, así como el servicio de préstamo de libros. Hasta aquí lo común en cualquier biblioteca. Pero también dan un soporte muy valorable a quienes hacemos trabajos, ayudando con la búsqueda bibliográfica, lo que se puede pedir on-line o ir en persona para que nos expliquen cómo realizarla con todos los medios a nuestra disposición. Entre estos está el acceso a gran cantidad de revistas, en papel y on-line, a las que la Biblioteca está suscrita y, por ello, siendo de pago, los alumnos podemos acceder gratuitamente con las claves que nos facilitan. La búsqueda en repositorios especializados, según titulación, para la vertiente jurídica, por ejemplo, es muy útil la base de datos de Aranzadi, con jurisprudencia y doctrina. Además, en caso de que busquemos algún libro o artículo que no tengan disponible, lo consiguen a través de préstamo interbibliotecario, con esta finalidad hay un partida presupuestaria que lo hace asequible para el alumno  que, dentro de unos límites, no se le repercute el coste.

No se debe olvidar que la Biblioteca también realiza un esfuerzo formativo importante, tanto impartiendo un curso inicial el primer año en cada titulación, como ofreciendo otros cursos con temática específica (gestores bibliográficos, las, siempre complicadas, citas bibliográficas, búsquedas, etc.) que se pueden consultar en su web y resultar de ayuda, por ejemplo, para el TFG. Todo ello, siempre con la calidad y calidez del esmerado servicio que prestan quienes allí atienden las distintas áreas, atendiendo nuestras demandas con presteza y diligencia, en unos plazos más que razonables.

Seguro que me dejo muchas cosas, pero quien esté interesado puede consultar los servicios en http://www.ubu.es/bubu/es, en la carta de servicios o preguntando directamente allí lo que necesite, ya que es muy posible que nos puedan ayudar mucho más de lo que habitualmente pensamos. Y lo harán encantadas.

Víctor G.

N.B. el femenino para referirme al PAS de la Biblioteca es porque no recuerdo haber visto personal masculino atendiendo al público.

Deja un comentario