Corre

Fran NézbiaN

Kilómetros a mis espaldas,
vallas, muros, asfalto y pisadas.
Miles de pasos y pesadas
espadas.

Duelos al alba
contra el motivo de la existencia
con mi alma en juego,
siento los huesos quebradizos
y las falsas miradas.

Anoche no amaneció esta mañana.

La ansiedad se comió mi fe,
ya no creo,
asciendo insaciable
dejando cimas debajo,
con el fin de todo
como la única certeza.

Cada DÍA es un ladrillo más en este muro perecedero.
Cada mirada de AMOR es la luz de una llama si dueño.
Cada VERSO es la fractura de mi ser sobre este esférico suelo
nunca sempiterno.
Cada NOCHE es un viaje de una bala incendiaria,
un cometa en el negro vacío viajando al siguiente universo.

Incógnita del abrazo del tiempo,
si el tic tac es una ilusión,
sigo sin habitar esta tercera dimensión.
He visto nebulosas sentado en este escritorio
desintegrarse a lo largo de interminables eones.
Nuestra existencia se mueve
al son de nuestra batuta,
contratiempos, oportunidades, decepciones y victorias,
somos dueños de una voluntad incorruptible,
memorable.

La verdad
solo existe en el pensamiento,
y tu verdad está
en los hechos,
en tus sentidos
Ignora a los que te juzgan
por ser libre.

Mi verdad está en la carrera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.