Resaca post – electoral

[dropcap]P[/dropcap]or una vez y sin exagerar, con esto de las elecciones nos van a dar las uvas. Y, más que a nosotros, a esos cuatro partidos que se disputan el poder; ¿podrán dormir bien y estar al 100% con sus familias? Lo dudo mucho.

Después de unas elecciones desastrosas para la gran mayoría, vemos que el futuro es muy incierto, el horizonte está a colores y hay más caras largas que otra cosa.

El PP no es estable y no puede gobernar por sí solo sin que parezca el Parlamento una jaula de grillos; el PSOE está parecido, pero con una importante bajada de escaños que le ha hecho perder a Pedro Sánchez, entre otros, el apoyo de su partido; Podemos es el que más ha salido ganando pasando de 0 a 69 escaños y quedando como tercera fuerza política; Ciudadanos: sí, es verdad que han conseguido 40 escaños, pero ha sido una decepción en primer lugar para ellos y, por supuesto, para todos sus votantes; IU no tenía desde el principio muchas opciones mientras la Ley D’Hondt siga siendo tan injusta con ellos. Si esta hubiera estado en una media de 60.000 votos por escaño, IU en vez de 2 escaños hubiera conseguido 13, por lo que mientras esta Ley no se reforme, no hay futuro para IU. Y, por último, es conveniente analizar el resultado desastroso para UPyD. Es cierto que durante la última legislatura han hecho un gran trabajo para combatir la corrupción de los principales partidos; entonces, ¿por qué han pasado a 0 escaños? ¿Qué es lo que les ha hecho desaparecer del Parlamento? ¿Será que ahora a los españoles prefieren que ningún partido controle o intente poner orden sobre estas irregularidades económicas?

Supongo que estas preguntas vienen relacionadas directamente con que, aun a pesar del intento de los partidos emergentes de hacer desaparecer el bipartidismo, no lo han conseguido, puesto que tanto PP como PSOE han seguido siendo las dos fuerzas políticas más votadas. ¿No querían los españoles cambio? Se ha notado, sí es cierto, pero no lo suficiente y encima se ha creado una imposibilidad en toda regla de formar gobierno mediante distintos pactos, ya que Ciudadanos no pretende apoyar a ninguno de los tres partidos por encima de ellos, Podemos no va a pactar con el PP; con Ciudadanos es dudoso y con el PSOE sería una posibilidad viable para Podemos, aunque no para el PSOE, el PP intentará pactar con el PSOE o con Ciudadanos y el PSOE es el que sale perdiendo casi de todas formas, ya que Ciudadanos se supone que no le va a apoyar, con el PP tampoco es una buena opción y si pacta con Podemos, tomará el camino hacia la autodestrucción del PSOE y lo más probable es que su partido le eche.

Conclusión: Hay tres opciones. Por un lado un pacto de izquierdas o uno de derechas o el PP con el PSOE. Por otra parte, que intente formar gobierno el PP o el PSOE con la abstención del contrario, de Ciudadanos y el no de Podemos. Y, por último, volver a convocar elecciones.

Muchas opciones que podrían dar lugar a un estado de inestabilidad política temporal, con la importante consecuencia de la bajada del IBEX 35 y la subida de la Prima de Riesgo.

Por tanto, habrá que intentar que estas estrategias de pactos se solucionen pronto o si no se llega a ningún acuerdo, volver a convocar elecciones.

Número de escaños en el Congreso de los Diputados tras las elecciones del 20-D

Número de escaños en el Congreso de los Diputados tras las elecciones del 20-D

Neila Rodríguez.

Deja un comentario